saberderecho.com

Algo sobre teorías y prácticas del derecho

lunes, agosto 22, 2005

La salida del corralón en números

Tomo estos datos de Clarín que publica una nota donde da los números finales sobre el verdadero impacto de la salida de la pesificación en los plazos fijos "acorralados", que en el 2002 llegaron a la suma global de $ 55.000 millones de dólares "pesificados". Los cálculos a valor presente, comparados con el dinero que tendrían los depositantes hoy con la divisa norteamericana a $ 2,92, nos muestran estas categorías:

Los que perdieron 50 centavos por dólar. Hoy cobran la última cuota quienes tenían depositados más de $ 42.000 en un plazo fijo (originalmente 30.000 dólares o más), y que prefirieron mantener sus depósitos reprogramados en lugar de aceptar alguna de las series de Boden que el Gobierno les ofreció como alternativa para salir del corralito (luego convertido en corralón) de manera anticipada. Esos ahorristas, que recibieron Cedros F4, fueron los que tuvieron que esperar más tiempo para recuperar su dinero, porque la serie F4 (por ser la de montos más altos) pagó la primera de sus 24 cuotas en setiembre de 2003. Por eso hoy, estos ahorristas recibirán el pago de la última cuota, la número 24. Ellos recibirán $ 231 ($ 1,40 más CER por dólar), a los que hay que agregar el interés de los últimos dos años, que es del 5%. Así, se llega a a una cifra final de $ 242,55 por cada 100 dólares depositados en el banco. Eso es lo que terminarán de cobrar hoy quienes optaron por mantener sus Cedros en lugar de tomar alguno de las series de Boden. Claramente, quienes optaron por quedarse con sus depósitos reprogramados resultaron desfavorecidos con respecto a quienes adhirieron a alguna de las ofertas del Gobierno, porque perdieron el 17%, si se compara los $ 242,55 con los $ 292 que tendrían sI hubieran conservado sus dólares.

Los que perdieron 10 centavos por dólar. En cambio, quienes aceptaron la primera oferta de canje que el Gobierno hizo en mayo de 2002 resultaron beneficiados. Es que quienes recibieron los Boden 2012, tienen hoy en sus manos un bono que cotiza a 88 dólares por cada 100, lo que significa que tienen $ 257, más el interés que rinden estos títulos que está regido por la tasa Libor, que equivale al 4% anual. Así, quienes optaron por los Boden 2012 hoy tienen $ 282 por cada 100 dólares.

Los que perdieron 35 centavos por dólar. No les fue tan bien a quienes ingresaron en la segunda etapa del canje, en la que el Gobierno ofreció los Boden 2013. Es que estos bonos no cotizan como sus parientes de la serie 2012. De todas maneras, como los 2013 valen alrededor de 80 dólares en el mercado, quienes los aceptaron poseen hoy alrededor de $ 257 por cada 100 dólares, incluyendo el interés que también es por tasa Libor.

Los que perdieron 7 centavos por dólar. Por último, quienes adhirieron a la última propuesta del Gobierno y pudieron retirar una parte en efectivo y otra en bonos, fueron los más beneficiados. Se trata de aquellos ahorristas que —en abril de 2003—, pudieron retirar hasta $ 100.000 en efectivo (aunque dependiendo el tramo algunos tuvieron que dejar la plata en un plazo fijo durante 120 días más) y además recibieron Boden 2013 para cubrir la diferencia entre los $ 1,40 +CER y el valor del dólar en ese momento, que era de $ 2,98. Finalmente, estos ahorristas recibieron $ 285 por cada 100 dólares.

Comentario: Aún siendo desordenada y teniendo impactos claramente distintos según la categoría -con el agravante de que los primeros en consentir fueron los peor tratados- esta salida termina siendo a valor presente y en términos económicos bastante parecida a la que proponía como alternativa Fayt en su disidencia de "Bustos", cons. 32º, donde decía:

teniendo en cuenta la actual coyun­tura económica, esta Corte considera que si bien la sustancia de los derechos en juego se vio claramente degradada por las normas declaradas inconstitucionales, el modo de cumplimiento decidido por el a quo podría significar un retorno a la álgi­da situación ya descripta. Es por ello que con carácter indi­cativo, este Tribunal entiende que los jueces podrán disponer a los fines de la exequibilidad de sus decisiones que los bancos reintegren los depósitos en su moneda de origen, acre­ditándose mensualmente un porcentaje en la cuenta de los ac­tores, dentro de las siguientes opciones 1º) 25 cuotas men­suales del 4% del depósito; 2º) 50 cuotas del 2% y 3º) 75 cuotas del 1,34% del depósito, más sus intereses.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
a l g o | s o b r e | t e o r í a s | y | p r á c t i c a s | d e l | d e r e c h o

(cc) Gustavo Arballo 2005 - 2010 | | Feed | suscribirse a este blog |