saberderecho.com

Algo sobre teorías y prácticas del derecho

martes, abril 17, 2007

Midiendo la confianza en la justicia

click sobre el cuadro para verlo grande: incluye los datos actualizados a marzo 07


Desde hace tres años, un pool formado por FORES, la Fundación Libertad y la Escuela de Derecho de la Universidad Torcuato Di Tella va dando a conocer el "Índice de Confianza en la Justicia" (ICJ) que se calcula sobre la base de una encuesta de Poliarquía (800 casos) que recoge la opinión de la población mayor de 18 años de los grandes centros urbanos del país. Aprovechamos aquí su última medición (47.7, mostrando baja por cuarto período consecutivo) para contar bien cómo funciona el ICJ, qué nos dice, y qué oculta.

- Como se ve en el gráfico, no ha habido mayores variaciones en este tiempo. ¿Esto significa que la confianza -o desconfianza- en la justicia es un valor estable? En principio, sí: no nos imaginamos razones para justificar variaciones violentas. Así ocurre con todas las instituciones, de la AFA a la Iglesia.


Cómo se arma el ICJ

El ICJ está compuesto por dos subíndices, uno conductual y otro perceptual.

En tanto que las preguntas conductuales permiten estimar lo que los usuarios harían ante casos concretos, las preguntas perceptuales están referidas a la percepción de la Justicia en términos de imparcialidad, eficiencia y honestidad. De tal manera, ambos tipos de preguntas permiten observar la distancia existente entre la imagen de la Justicia -en gran medida construida socialmente- y la posición de cada individuo como posible usuario de los servicios de justicia -interpretada en función de la posible conducta ante conflictos concretos-.


- El subíndice conductual permite conocer el comportamiento que los encuestados manifiestan tendrían ante conflictos jurídicos en materia patrimonial, familiar y laboral, donde es posible recurrir, o no, a la justicia.

Las preguntas que se hacen son:

1.- Patrimonial : Una persona le da un cheque sin fondos por un trabajo que Ud. hizo y no le paga pese a su reclamo. ¿Ud. recurriría a un abogado para que el caso llegue a la Justicia?

2.- Familia : Ud. se está separando de su marido/esposa y él/ella no le quiere dar la parte que le corresponde. ¿Ud. recurriría a un abogado para que el caso llegue a la Justicia?

3.- Laboral : Su empleador lo despide y le ofrece una indemnización menor que la que corresponde. ¿Ud. recurriría a un abogado para que el caso llegue a la Justicia?

En este grupo las opciones que tiene el encuestado son No; Poco probablemente; Probablemente; Seguramente.

- El subíndice perceptual mide la opinión que tienen los encuestados sobre la Justicia en términos de imparcialidad, eficiencia y honestidad.

4.- Imparcialidad : En cuanto a tratar a todos por igual (sin importar sus medios económicos, contactos o afiliación política), para Ud. la Justicia argentina es: Nada confiable; Poco confiable; Confiable o Muy confiable.

5.- Eficiencia : Las mismas opciones, planteando la pregunta, "en términos de capacidad y eficiencia"

6.- Honestidad : Las mismas opciones, planteando la pregunta, "en cuanto a honestidad y honradez".

El valor numérico resultante va del 0 al 100 y es convencional; no importa tanto su valor absoluto, se nos dice, como su evolución en el tiempo, que permite apreciar tendencias.

Una mirada al ICJ de Marzo 2007

El informe de Marzo 07 apunta una constante ya comprobada: la tensión entre los dos índices.

Lo que los individuos están dispuestos a hacer en situaciones concretas en las que tendrían la opción de requerir la intervención judicial, no coincide exactamente con la imagen que manifiestan tener de la Justicia como institución, en términos de imparcialidad, eficiencia y honestidad.


Al ver el desglose de los datos observamos que el índice conductual varía menos que el perceptual, y que al tener valores sistemáticamente más altos (bastante más del doble) "pesa más" en la composición del índice final. El dato de marzo nos habla de un "conductual" de 68,1 y un "perceptual" de 27,1. Un efecto colateral de esto es que el índice compuesto "final" queda muy atado al que -como veremos- resulta el componente más rígido de su binomio, y se torna bastante insensible.


Ahora bien:

- Tenemos que pensar que el desdoblamiento viene inducido por el tenor del cuestionario. Y conjeturo que debe jugar una suerte de "falacia de descomposición" que se percibe en muchos otros rubros. Cuando uno le pregunta cómo fue la educación que recibió el encuestado, va a notar mayoría de respuestas buena o superior; pero cuándo pregunta cómo se ve el estado de la educación en general, se oirá que es calamitoso.

- Otro factor a considerar: las preguntas del índice conductual dejan muy poco margen para respuestas distintas. Además, el hecho de que uno recurra a un abogado para ir a la justicia no significa que tenga confianza en ésta. Simplemente, ocurre que no tiene otra alternativa a eso que la vendetta privada.

- Se nos ocurren otras conductuales que podrían darnos una aguja más sensible a las confianzas y desconfianzas. ¿Tendría miedo de ser perjudicado por un juez si va a demandar o si es demandado? ¿De ser perjudicado por su propio abogado? -un punto interesante del sistema del ICJ es que considera a los abogados como parte del sistema de justicia, lo que es verdad: como se suele decir, el abogado que asesora es el primer juez del caso de su cliente- ¿Considera que "es preferible un mal acuerdo que un buen juicio"? Postularíamos un opcional de tipo siempre, nunca, a veces, etc., tanto para este capítulo como para los perceptuales, ya que nos parece algo menos ambiguo que hablar de que una institución es "algo confiable" (?).

- La desagregación de los datos muestra también pocas variaciones. Según vemos, los hombres confían menos en la justicia que las mujeres, y los jóvenes más que los viejos. Pero no hay grandes diferencias.

- Un análisis interesante es ver qué ha pasado con aquellos que actuaron en algún procedimiento judicial. ¿Ello habrá alterado su imagen -digamos previa- de la justicia? La respuesta es que no: ni la empeoró, ni la mejoró. Los parámetros dan parecido.

Nuestro dictamen: el ICJ es una buena herramienta, que como vimos nos dice algunas cosas interesantes, pero quizá deba ser mejorada.

2 comentarios:

  1. Hay otro problema: las únicas conductuales puras sería la de tomar un conjunto de gente que tuvo problemas con su proveedor, empleador, espos@, etc., y relevar si "efectivamente" ocurrió a la justicia. Porque muchas veces en las encuestas la gente dice que va a hacer cosas que luego no hace (usr cinturón de seguridad, p.ej.) o al revés.

    Pero tal como se hace, las conductuales son perceptuales disfrazadas. Bah, me parece.

    ResponderEliminar
  2. Gustavo:
    Interesantísimo el análisis y, en especial, las críticas. Ahora mismo se los trasmitiré a los investigadores de FORES.
    Muchas gracias

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
a l g o | s o b r e | t e o r í a s | y | p r á c t i c a s | d e l | d e r e c h o

(cc) Gustavo Arballo 2005 - 2010 | | Feed | suscribirse a este blog |