saberderecho.com

Algo sobre teorías y prácticas del derecho

sábado, diciembre 08, 2007

Ganas de decir otras cosas (P/12) | Outtake sobre litigiosidad

...

El sábado pasado (1.12.07) Página 12 publicó una nota que escribí sobre la Corte Suprema.


Posteo aquí el principio y el link al resto.


GANAS DE DECIR OTRAS COSAS

Los jueces están para decidir casos, un cometido simple y limitado. Igualmente, la Corte Suprema es el intérprete último de la Constitución nacional, pero no equivale a una Convención Constituyente en sesión permanente. Sólo resuelve algunos conflictos, que le llegan después de varias instancias de “recorte”. En teoría, la Corte debería ceñirse a los límites de esos casos y a su sentencia.

La práctica funciona diferente. (...)

Para ver lo que sigue click acá.


Un outtake

Cuando estaba escribiendo esta nota salió al paso un párrafo "digresivo" que fue rapídamente cesanteado del texto cuando advertí que quedaba fuera del eje temático. Pero como lo conservé, y me gustó, lo incluyo aquí en calidad de outtake de la nota de P/12 ("outtakes" son las escenas filmadas y luego suprimidas, que suelen venir como accesorios en los DVDs) .


Digresión sobre la litigiosidad

Muchas veces se suele mencionar el “índice de litigiosidad” como un dato inequívocamente negativo, como una muestra de que el Congreso está legislando mal o de que los jueces están fallando erráticamente. No es así, no siempre es así. Una mayor “litigiosidad” puede ser derivada de una recesión (que genera falta de liquidez y por ende deudas impagas), o correlativa a una masa mayor de transacciones (lo que es consecuencia de aumentos en el PBI). Luego, suponer que es una variable exclusivamente dependiente de la calidad de la Justicia ignora hechos tan básicos como estos. También hay que decir que la conciencia de los derechos y la fe en la judicialización de ciertos conflictos antes reluctantes al sistema (notoriamente, los casos en los que se le reprocha al legislador, o al Estado, la “omisión” en asegurar alguna prestación relativa a cierto derecho fundamental) no debería ser tomado como novedad deplorable, aunque aumente episódicamente el número de casos que los tribunales tratan.

Esto tiene que ver con nuestras prevenciones sobre el valor "seguridad jurídica". Ciertamente lo es, nadie pondera el criterio errático ni el inconsistente. Pero muchas veces se identifica "seguridad jurídica" con "seguridad de respuesta" (es decir, que la respuesta del sistema sea siempre la misma, y así uno puede "descontar" e internalizar costos, etc.). Y en el límite, ese entendimiento superificial de la seguridad hasta aceptaría la arbitrariedad siempre que fuera homogéneamente administrada.

Pero uno se queda pensando en la segunda palabra: lo que tiene de jurídica la seguridad que pretendemos no es sólo la "certeza en el pronóstico" sino también la consistencia de la respuesta con los valores generales del sistema. Y no es infrecuente que la seguridad jurídica bien entendida requiera de una magistratura "activista" (tema también complejo, el del activismo judicial, al que nos referimos en este post).

En cualquier caso, podríamos estar frente a una paradoja: más confianza en la justicia puede traer también más litigiosidad, porque hay gente que antes no se molestaba en llevarle su agravio al juez, descontando una respuesta negativa.



Bonus track


Bueno, y ahora, un bonus track propiamente dicho y sí que digresivo. Hagan click en la flechita y escuchen "Demasiada presión" por el dúo Fuertes Varnerín.




Los señores Fuertes - Vernerín presentan su disco "Tangos, Valses y Milongas a Dos Voces" el próximo viernes 14 en "Perro Andaluz", Bolívar 852, BsAs, a las 21 hs. Más info en su blog.

2 comentarios:

  1. Es curioso, lo que decís es que la litigiosidad aumenta si hay recesión (por los cortes en las cadenas de pagos, quiebras, etc) pero también aumenta si hay prosperidad (porque aumenta el número de transacciones y emprendimientos) Yo creo que lo primero es cierto, lo segundo no.

    ResponderEliminar
  2. Neri, a lo que iba la digresión era a que la litigiosidad depende muy fuertemente de factores exógewnos, tanto que no se le puede usar fiablemente como un indicador de la calidad institucional. Uno imagina que el índice de litigiosidad de Liberia debe ser bajo, lo cual no siginifica que su sistema jurídico sea muy bueno, no?

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
a l g o | s o b r e | t e o r í a s | y | p r á c t i c a s | d e l | d e r e c h o

(cc) Gustavo Arballo 2005 - 2010 | | Feed | suscribirse a este blog |